¿Qué es el Consejo Social?

La Universidad es un servicio público y como consecuencia debe rendir cuentas a la sociedad que la sostiene y a la que sirve. Por ello, el legislador ha previsto un instrumento mediante el cual la sociedad puede ejercer su derecho a conocer qué se hace en la Universidad y si se hace bien, eso sí, salvando otro derecho también esencial: la autonomía universitaria, derecho fundamental expresado en la Constitución y ratificado por el Tribunal Constitucional.

El Consejo Social es ese instrumento. Tiene establecidas por ley funciones diversas reunidas en algunos ejes principales: el control económico y financiero de la Universidad, la participación en la definición de los criterios estratégicos de la Universidad, la evaluación del rendimiento de los servicios de la Universidad, la supervisión de la calidad unversitaria, y el establecimiento y la mejora de las relaciones entre la sociedad y la Universidad.

El Consejo Social, no obstante, no puede ser solamente un órgano de control de la actividad económica universitaria. Debe tener como principales preocupaciones el establecimiento de vínculos eficaces para la relación y comunicación entre la Universidad y la sociedad, y garantizar en todo momento la calidad académica, investigadora y docente de la Universidad, además de facilitar la fluencia de financiación desde la sociedad a la Universidad y la influencia del trabajo de esta en la sociedad. Deben plantearse las siguientes cuestiones: ¿qué se piden sociedad y Universidad en cada momento? y ¿qué se ofrecen sociedad y Universidad en cada momento?

Desde la perspectiva del Consejo Social de la Universidad de las Illes Balears y como órgano colegiado de gobierno con representación de los agentes sociales, pretendemos colaborar con la Junta de Gobierno de nuestra Universidad para que esta consiga ser más social, capaz de reconocer y de evaluar sus potenciales y sus carencias, y para que sea más ágil a la hora de afrontar los imprevistos, además de los cambios, a menudo imprevisibles, que se producen en la sociedad balear por múltiples causas.